La tierra pierde oxigeno de forma misteriosa